NAVANTIA toma el rumbo hacia su nuevo plan estratégico

15 DE Enero DE 2018 | Madrid

Instalaciones del Grupo NAVANTIA en San Fernando (Cádiz).

Instalaciones del Grupo NAVANTIA en San Fernando (Cádiz).

El próximo lunes, 22, se celebrará la primera reunión de la mesa del Plan Estratégico de NAVANTIA 2018-22, con el que se pretende impulsar su competitividad y asegurar el futuro de la empresa. SEPI y NAVANTIA han convocado para ese día a las federaciones sindicales con representación en la compañía naval para dar a conocer las líneas generales del Plan.

El objetivo de NAVANTIA, y su accionista SEPI, es reforzar la eficiencia y viabilidad de la compañía, potenciando su impacto sobre las áreas económicas donde se ubican sus astilleros. Por esta razón, han diseñado un Plan con los ambiciosos cambios que necesita la empresa para adecuarse a las actuales condiciones del mercado y así lograr su viabilidad. 

Estas conversaciones se llevarán a cabo en los próximos meses en un clima de normalidad laboral. El futuro de NAVANTIA depende de su Plan Estratégico y necesita la responsabilidad  y el compromiso de todos por el futuro de la empresa.

La situación de NAVANTIA requiere que la empresa y sus trabajadores cambien y se adapten a las nuevas necesidades del mercado. Un Plan consensuado es la mejor solución para NAVANTIA, sus trabajadores y sus zonas de influencia, resumen en la compañía.

Una empresa viable

NAVANTIA es una empresa con futuro, a pesar de su difícil situación actual, y ese futuro depende en gran medida de la aplicación del Plan Estratégico. Hay que destacar que en los últimos años se ha producido una considerable caída de pedidos, reduciendo la cartera y los ingresos un 50% desde 2009. Eso ha provocado que en los programas nacionales e internacionales cada vez se hayan hecho más esfuerzos en costes y plazos, reduciendo los márgenes.

NAVANTIA tiene una plantilla donde el 68% de sus empleados supera los 51 años de edad, y requiere adecuar las capacidades a las necesidades del mercado. La caída de la contratación, el aumento de la competencia internacional y el marco laboral han conducido a NAVANTIA a una situación persistente de pérdidas, lo que ha degradado la situación patrimonial.

Los ejes del plan

El Plan Estratégico se basa en un Plan Comercial y de Operaciones que pretende incrementar los ingresos con nuevos contratos con el Ministerio de Defensa, prioridad para la compañía por su carácter estratégico. Además, busca impulsar la exportación militar, los mercados civiles de oportunidad, y la actividad de los negocios de Sistemas, Reparaciones y NAVANTIA Australia.

En segundo eje del Plan Estratégico pasa por mejorar la eficiencia operativa, con la nueva organización que potencia la visión del negocio, incrementando el foco en la gestión por producto (Go to Gemba) y en la cuenta de resultados. Además, busca mejorar la eficiencia y la productividad, así como la transformación digital hacia el Astillero 4.0

Por último, se pretende acordar un plan para el rejuvenecimiento de la plantilla y un nuevo marco laboral flexible y competitivo para adecuar los recursos humanos a las nuevas capacidades requeridas por el mercado.