TRAGSA fights against species extinction in Spain

08 August 2019 | Madrid

TRAGSA fights against species extinction in Spain

Cría de visón europeo.

  • La conservación de animales y vegetales que están en peligro de desaparecer es una importante tarea de la empresa 

El urogallo cantábrico, el visón europeo y la cercedeta pardilla son las tres especies en peligro crítico de extinción que están ahora en el foco de TRAGSA, la empresa pública española que se dedica al desarrollo rural y a la conservación medioambiental. 

En España, las competencias en conservación están repartidas entre la Administración General del Estado (Ministerio de Transición Ecológica), desarrolladas fundamentalmente por TRAGSA, y las Comunidades Autónomas. 

El urogallo cantábrico, localizado en la cordillera cantábrica, está amenazado como consecuencia de la destrucción de su hábitat por la explotación de madera. En este caso, TRAGSA trabaja en la restauración del entorno, formado por bosque abierto y abundantes arbustos de arándanos, así como en el control de depredadores.

El visón europeo, junto con el lince, es el carnívoro más amenazado en España debido a la contaminación de los ríos, la degradación de sus hábitats naturales y la irrupción del visón americano, que llegó con las granjas peleteras. Quedan aproximadamente 500 animales, mientras que al principio de los años noventa la población se estimaba en unos 1.000.

La cercedeta pardilla es un pato que está en la zona del Levante y, sobre todo, en Andalucía occidental. Es un animal que por sus condiciones biológicas es mucho más vulnerable a la caza, en concreto a la tradicional, en humedales. Actualmente, quedan aproximadamente entre 68-71 parejas, frente a las 150 que se estimaban a finales de los años noventa. 

Coordinación entre administraciones 

TRAGSA, por encargo de las Administraciones Públicas, desarrolla su labor siempre con especies que están categorizadas en “peligro” y “peligro crítico” de extinción.

Desde la sede central de la compañía el trabajo es fundamentalmente con la Administración General del Estado, mientras que las delegaciones territoriales actúan con las Comunidades Autónomas. Estas son las responsables de las acciones de conservación, mientras que el Ministerio supervisa que todas las regiones estén haciendo lo que previamente se han comprometido en los comités o reuniones técnicas. En el momento en el que la categoría de la especie cambia a “peligro crítico” la Administración central puede actuar y pasar de coordinador a ejecutor de acciones. 

Especies en peligro de extinción

Un estudio elaborado por científicos de todo el mundo, que se presentó en mayo en París, indica que un millón de especies animales y vegetales están en peligro de extinción como consecuencia de la acción del ser humano y podrían desaparecer en tan solo décadas si no se toman medidas urgentes. El informe advierte de que no solo está en riesgo la estabilidad del medio ambiente, sino también el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible fijados por Naciones Unidas. 

Existen distintos convenios e iniciativas internacionales, en los que participa TRAGSA, que contribuyen a esta causa. Por ejemplo, los proyectos LIFE, que consisten en una serie de fondos europeos, cuyo objetivo es financiar políticas de conservación, como las dirigidas a la protección del pinzón en Canarias o del visón europeo. 

El proceso se inicia mediante la presentación de un proyecto a Europa con la posibilidad de que se cofinancie el 75% de su totalidad. Así se ha trabajado con el lince, cuyas políticas de conservación, sobre todo en el suroeste, en los centros de cautividad en los que trabaja TRAGSA, se financian con cargo a los fondos LIFE. 

Grupo SEPI

TRAGSA pertenece al Grupo SEPI, un holding empresarial que abarca un total de 15 empresas públicas de forma directa y mayoritaria, con más de 78.000 profesionales. Asimismo, SEPI tiene una fundación, participaciones directas minoritarias en nueve empresas e indirectas en más de cien sociedades.

Esta información es un extracto del reportaje publicado en el último número de la revista En Clave SEPI. Accede aquí al contenido completo.