HUNOSA’s Miners Rescue Brigade wins the highest award in Andalusia

28 February 2019 | MADRID

HUNOSA’s Miners Rescue Brigade wins the highest award in Andalusia

La Ministra de Hacienda, Mª Jesús Montero, junto a representates del equipo de rescate galardonados. / Delegación del Gobierno en Andalucía

  • El Jefe de la Brigada de Salvamento, Sergio Tuñón, recogió la Medalla de Andalucía como reconocimiento a la labor del equipo en el rescate de Julen 
  • La operación ha sido la más compleja de esta naturaleza que se ha realizado en España

La Brigada de Salvamento Minero de HUNOSA vuelve a sumar otro reconocimiento por su participación en el rescate del pequeño Julen en la localidad malagueña de Totalán. En el Teatro de la Maestranza de Sevilla, en uno de los momentos más emotivos de la ceremonia, con cerca de 1.800 personas en pie, el director técnico de la brigada, Sergio Tuñón, recibió la Medalla de Andalucía con la que la comunidad quiso agradecer el trabajo que realizó el equipo durante el pasado mes de enero. 

El de ayer no fue el único, ya que esta Medalla de Andalucía se suma a la petición formal por parte de la Fundación Obra Social Montepío de conceder a los brigadistas el premio Princesa de Asturias de la Concordia 2019 y también, a la reciente visita de la Ministra de Defensa, Margarita Robles, al Pozo Sotón donde alabó su labor y añadió que “han conseguido que todo el mundo, en este país, hable bien de la Brigada de Salvamento, por su competencia, profesionalidad y entrega.” 

Su trabajo ha sido galardonado anteriormente con la Medalla de Oro con distintivo azul del Mérito de la Protección Civil Española concedida en 2007 o la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo que obtuvo en 1972, distinciones a las que se suman las medalla de plata de Asturias y de la Cruz Roja.

Eco internacional de la Brigada

En España era poco conocida y fuera de ella estaba en el más completo anonimato. El rescate de Julen, un suceso con final trágico que ha alcanzado eco mundial, ha servido para poner en valor la profesionalidad de un grupo de mineros de HUNOSA que, junto a la Guardia Civil, bomberos y otros especialistas, volcaron toda su experiencia en recuperar el cuerpo del niño accidentado. El menor de dos años estuvo atrapado durante 13 días en un pozo de 25 centímetros de diámetro en Totalán (Málaga), a 71 metros de profundidad.

Desde Europa a Estados Unidos: The New York Times, The Guardian, The Daily Mirror, las cadenas de televisión CBS y NBC, entre otras muchas cabeceras internacionales, centraron su atención en la búsqueda del pequeño, sobre todo en la actuación de los ocho mineros de la Brigada de Salvamento de HUNOSA que trabajaron durante casi dos días de rodillas o tumbados, en turnos de 40 minutos.

La operación ha sido la más compleja de esta naturaleza que se ha acometido en España. Decenas de máquinas, perforadoras y excavadoras han removido cerca de 83.000 metros cúbicos de tierra para excavar el pozo paralelo que llegó hasta el pequeño, cuyo cuerpo sin vida fue localizado pasadas las 1:30 horas del sábado día 26 de enero. En el rescate han colaborado 40 empresas privadas, según el Ministerio del Interior, además de bomberos, Guardia Civil, Policía Nacional y Local, decenas de voluntarios y equipos sanitarios.

La hazaña supuso todo un reto como consecuencia de la dureza del terreno, que ralentizó el proceso y obligó a especialistas de la Guardia Civil a hacer pequeñas detonaciones para abrir camino a los mineros hasta en cuatro ocasiones. En algunos tramos, la roca era cuarcita, una de las más duras, con una resistencia de 7, en una escala de 10. 

Los mineros han insistido en todo momento en que no se sienten como héroes. El ingeniero jefe y director técnico de la Brigada, Sergio Tuñón, ha apuntado, en una rueda de prensa celebrada en la sede de HUNOSA en Oviedo, que hicieron su trabajo lo mejor que saben y pudieron y que, aunque les hubiese gustado un final distinto, cumplieron con su obligación.

"Normalmente trabajamos desde el anonimato, y esto nos desbordó. Ahora, básicamente, estamos cansados y tratando de recuperar nuestra vida. Esperamos mañana o pasado poder estar de nuevo al pie de teléfono o continuando con las funciones de formación a otros cuerpos", ha asegurado el especialista.

Los brigadistas han reconocido que les afectó la presión mediática que vivieron los días previos a su actuación pero que desapareció en cuanto empezaron a perforar la galería.

Un equipo histórico

La Brigada Minera de Salvamento de HUNOSA se creó en 1912 cuando la Minería comenzó a ser un motor de la industria en Asturias y no había expertos en rescates para los accidentes frecuentes que ocurrían en los pozos. Este equipo lo han integrado siempre personas altamente cualificadas y entrenadas para actuar en situaciones extremas. 

Durante años tuvieron que enfrentarse a explosiones y derrumbes que dejaban a mineros sepultados. Eran tiempos difíciles en los que se quedaron muchas  vidas en el camino, como en el incendio del pozo San Nicolás de HUNOSA de 1995, con 14 fallecidos. 

Hoy, la brigada mantiene su sede en el Pozo Fondón de HUNOSA, ya cerrado, con 15 miembros dispuestos a intervenir donde se les requiera.

HUNOSA y Grupo SEPI

HUNOSA pertenece al Grupo SEPI, un holding empresarial que abarca un total de 15 empresas públicas participadas de forma directa y mayoritaria, con más de 74.000 profesionales. También tiene una fundación y participaciones directas minoritarias en otras nueve empresas e indirectas en más de cien sociedades.
 

Texto: Beatriz Lapuente y Natalia Pérez