NAVANTIA colaborará con Naviris para desarrollar el programa de la corbeta europea

11 DE Febrero DE 2021 | Madrid

  • La compañía pública española se integra en una alianza empresarial internacional, para impulsar una iniciativa naval europea en el ámbito de la defensa

NAVANTIA ha firmado un Memorando de Entendimiento (MoU) con NAVIRIS, una ‘joint venture’ formada a partes iguales por la empresa italiana Fincantieri y la francesa Naval Group, con el objetivo de impulsar la colaboración industrial para desarrollar el programa de la corbeta europea (European Patrol Corvette, EPC), la iniciativa naval más importante dentro del proyecto europeo de cooperación en defensa PESCO.

La corbeta europea será una plataforma inteligente, innovadora, sostenible, interoperable y flexible, preparada para los retos presentes y futuros del siglo XXI. Será un buque totalmente preparado para llevar a cabo diversas misiones, principalmente destinadas a mejorar la vigilancia marítima, la superioridad en la mar y la proyección de la fuerza, en el contexto de operaciones en tiempos de paz como la lucha contra la piratería y el contrabando, así como aquellas dedicadas a la asistencia humanitaria, al control migratorio y a la garantía de la libertad de navegación. Con unas dimensiones aproximadas de 100 metros de eslora y 3.000 toneladas de desplazamiento, podría sustituir, a partir de 2027, a varios tipos de buques, desde patrulleros hasta fragatas ligeras. 

Los requisitos de diseño de estos buques, que combinarán soluciones comunes y modulares para permitir su adaptación a los requisitos nacionales, serán definidos por las marinas participantes durante este año 2021. 

El proyecto tendrá un alto componente de I+D, con vistas a soluciones innovadoras para facilitar el codesarrollo, la interoperabilidad, la eficiencia de los buques en las operaciones y la gestión digital de los datos. En el ámbito industrial, NAVIRIS y NAVANTIA actuarán totalmente coordinados con Fincantieri y Naval Group.

El proyecto, que podría recibir financiación europea, cuenta hasta el momento con la participación de cuatro países: Italia, como coordinador, Francia, España y Grecia, aunque el objetivo es incluir a otros socios europeos, de forma que se consiga una mayor cooperación industrial de las empresas europeas de defensa.