SEPI adjudica ENA al Grupo formado por Sacyr, SCH, Caixanova, Caixa Galicia, Torreal y El Montepor 1.586 millones de euros

28 DE Mayo DE 2003 |

Comunicado SEPI

  • El grupo asume los compromisos industriales exigidos por SEPI
  • La oferta económica supera en un 44 % el precio mínimo

El Consejo de Administración de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) ha acordado hoy adjudicar la totalidad de las acciones de la Empresa Nacional de Autopistas, S.A., cabecera del Grupo ENA, por un importe de 1.586,33 millones de euros, al consorcio liderado por Sacyr (al 50%) y el Banco Santander Central Hispano (20%) como participantes mayoritarios, e integrado también por Caixanova (10%), Caixa Galicia (10%), Torreal (5%) y el Monte de Piedad y Caja de Ahorro de Huelva y Sevilla (5%). Esta operación debe ser aprobada por el Consejo de Ministros, previo dictamen del Consejo Consultivo de Privatizaciones.

La oferta económica presentada por el consorcio adjudicatario es la más alta de las que se presentaron el pasado lunes en sobre cerrado y ante notario -que también levantó acta de la apertura de los sobres y del contenido de las ofertas- y supera en un 44% al precio mínimo fijado por SEPI de 1.100 millones de euros.

Este consorcio asume íntegramente el cumplimiento por las sociedades concesionarias del Grupo ENA del régimen de concesión a que están sujetas, y a que continúen desarrollando, de acuerdo con este régimen de concesión, su actividad de construcción, conservación y explotación de las autopistas que le sean concedidas. Ello asegura, independientemente de la titularidad de sus acciones, la contribución del Grupo ENA al servicio público.

Además de estas obligaciones, SEPI ha impuesto en este proceso el cumplimiento de compromisos industriales adicionales, a los que el grupo comprador está obligado por un periodo de cinco años. Por ellos, se compromete a permanecer como socio mayoritario, al mantenimiento de los fondos propios de ENAUSA, a la continuidad de la sede social en España, y de las participaciones actuales en sus filiales AUDASA, AUCALSA y AUTOESTRADAS, sin disminuir su participación en AUDENASA, así como al mantenimiento de la plantilla fija y de las condiciones laborales. Todos estos compromisos están garantizados mediante un aval de 6 millones de euros cada uno, por un total de 36 millones de euros.

Adicionalmente, SEPI suscribió en diciembre pasado con los sindicatos CCOO y UGT un acuerdo de conformidad con las bases de la privatización en materia de empleo y condiciones laborales.

El consorcio adjudicatario configura un grupo de socios industriales y financieros, con la capacidad y experiencia en el sector que esta compañía requiere para consolidarse como una de las más competitivas en su actividad.

Un proceso con publicidad, concurrencia y transparencia

El proceso de privatización de las 70.734 acciones de la Empresa Nacional de Autopistas, que representan el 100 por cien de su capital, se ha realizado mediante el sistema de concurso público, cuyas bases fueron aprobadas por el Consejo de Administración de SEPI el 29 de noviembre de 2002.

Para participar en el proceso, los interesados tuvieron que certificar hallarse al corriente en el cumplimiento de las obligaciones tributarias y con la Seguridad Social, su capacidad contractual y su solvencia económica, así como no ser entidad o empresa pública. Hasta 13 grupos, formados por un total de 21 compañías, manifestaron su intención de concurrir al proceso de venta.

Tras recibir el cuaderno de venta y de completar la fase de data-room, lo que hicieron 9 de los interesados, el Consejo de Administración de SEPI decidió, el 25 de abril, de acuerdo con la previsión contemplada en las bases del proceso, fijar un precio mínimo de 1.100 millones de euros, referenciado a las valoraciones de la compañía. El pasado lunes, cuatro grupos constituidos por un total de 15 sociedades presentaron sus ofertas económicas, si bien uno de ellos comunicaba su desistimiento en la operación.

Ese mismo día se procedió a la apertura por el notario de los sobres que contenían las ofertas, todos ellos con la documentación correcta, por lo que la propuesta ha sido elevada al Consejo de Administración de SEPI, que en su reunión de hoy acordó la adjudicación de ENAUSA.

El proceso de privatización de la ENA se ha ajustado en todos sus pasos a los principios de publicidad, transparencia y concurrencia, establecidos en el Programa de Modernización del Sector Público Empresarial, de junio de 1996, incorporando sugerencias realizadas por el Consejo Consultivo de Privatizaciones. Su formalización definitiva está sometida, como todos los procesos de privatización, a la aprobación del Consejo de Ministros, previo dictamen del Consejo Consultivo de Privatizaciones. Además, se someterá al control de la Intervención General de la Administración del Estado, del Tribunal de Cuentas y de la Subcomisión de Privatizaciones del Congreso.

El Grupo ENA ha invertido más de 2.400 millones de euros en autopistas

La Empresa Nacional de Autopistas (ENAUSA) es una sociedad anónima, constituida el 21 de marzo de 1984, con el objetivo inicial de desarrollar y coordinar la actividad de varias sociedades que fueron constituidas privadas en los años setenta (AUDASA, AUCALSA y AUDENASA) y que, en el marco de un proceso de nacionalización de pérdidas, pasaron al sector público. En 1995, se constituyó AUTOESTRADAS DE GALICIA, la única de las filiales de la Empresa Nacional de Autopistas cuyo origen no es privado.

Como cabecera del Grupo ENA, su actividad principal es la dirección y coordinación de la gestión de sus sociedades filiales. También realiza estudios técnicos y económicos de nuevos proyectos de concesiones de peaje, participando en las nuevas sociedades que los desarrollen, así como labores de asesoramiento a terceros en materia de autopistas.

Es propietaria de la totalidad de las acciones de las sociedades AUDASA (Autopistas del Atlántico Concesionaria Española, S.A.), AUCALSA (Autopista Concesionaria Astur-Leonesa, S.A.) y AUTOESTRADAS DE GALICIA (Autopistas de Galicia, Concesionaria de la Xunta de Galicia, S.A.), así como del 50 por ciento de las acciones de AUDENASA (Autopistas de Navarra S.A.). Estas sociedades tienen en la actualidad concesiones sobre 472,3 kilómetros de autopistas en España, de los que 437 están ya siendo explotadas.

Además, participa en otras empresas concesionarias de autopistas, tanto en España como en el exterior, a través de las cuales y en colaboración con otras sociedades interviene en la concesión de otras autopistas, la mayor parte de ellas en construcción. En nuestro país, estas autopistas suman cerca de 237 kilómetros.

El Grupo ENA lleva a cabo la construcción, conservación y explotación en régimen de peaje de autopistas, de acuerdo con la normativa general y las cláusulas particulares por las que se rigen las concesiones que le otorgan las distintas administraciones. El objetivo de esta actividad es garantizar las mejores condiciones de vialidad y seguridad del tráfico, y proporcionar los más avanzados servicios a los usuarios de las autopistas. Al final del ejercicio 2002 la inversión acumulada por el Grupo ha alcanzado los 2.418 millones de euros.