El Grupo SEPI se vuelca en acciones humanitarias durante la pandemia

20 DE Mayo DE 2020 | Madrid

El Grupo SEPI se vuelca en acciones humanitarias durante la pandemia

Voluntarios organizan el reparto de comida para familias desfavorecidas.

VER VÍDEO DE ACCIONES HUMANITARIAS

  • Las empresas del holding público siguen poniendo en marcha iniciativas para mitigar el impacto de la crisis provocada por el coronavirus

Las compañías del Grupo SEPI, en colaboración con organizaciones como Cruz Roja o el Banco de Alimentos, han puesto al servicio de la sociedad su experiencia, recursos y tecnología para ayudar a la población más vulnerable durante la pandemia.

El esfuerzo del personal voluntario, que ha sido muy destacado en el caso de CORREOS y de otras compañías, la solidez logística de MERCASA y TRAGSA y el esfuerzo innovador de NAVANTIA y ENSA son ejemplos que han potenciado el papel de las empresas del Grupo SEPI en esta crisis.

A continuación se resumen las principales actuaciones realizadas durante las últimas semanas por compañías pertenecientes al sector público empresarial. 

Voluntarios de CORREOS

Debido a su gran implantación en todo el territorio, la empresa postal ha participado en diversas iniciativas solidarias, en las que han colaborado 2.342 voluntarios. En total, se ha contabilizado más de 450 actuaciones, con unas 553.600 entregas a más de 225.000 beneficiarios.

Para poder dar cobertura global a esta respuesta, CORREOS ha difundido el eslogan "Ayudar en todo lo que podamos" y la etiqueta #Para eso estamos.

En algunos casos, la atención prestada se ha dirigido a la logística de reparto que requerían entidades de la sociedad civil. En este sentido, voluntarios de la empresa postal han llevado comida a personal sanitario de toda España, sumándose a acciones de ayuda como #Food4Heroes y “Chefs for Spain”.

El voluntariado de CORREOS ha sido el canal imprescindible para las labores de los bancos de alimentos, con el fin de mitigar el sufrimiento que la crisis está provocando en familias en riesgo de exclusión. 

Las iniciativas han llegado a hospitales en todas las ciudades con más población, a  escolares a los que se ha suministrado material para poder seguir a distancia la actividad escolar, a las fuerzas de seguridad del Estado y a las residencias de ancianos.

Los ayuntamientos han utilizado los recursos de CORREOS para el reparto de mascarillas de protección, destacando la Comunidad de Castilla-La Mancha, donde se han repartido cinco millones de unidades. 

Por último, empleados de CORREOS distribuyeron los respiradores asistidos que fabrica SEAT en su factoría de Martorell (Barcelona) para ayudar a paliar la emergencia sanitaria sin coste y con personal voluntario. De esta forma, se ha convertido en el operador logístico de la compañía automovilística en esta iniciativa, con el visto bueno del Ministerio de Sanidad. 

Sinergias ante la crisis

Las posibilidades de generar sinergias se han hecho patentes cuando empresas con cometidos productivos diferentes han sumado sus fuerzas para llevar a cabo acciones solidarias durante el estado de alarma. 

Las compañías MERCASA y TRAGSA se han unido a Paradores de España para repartir, a través de la Cruz Roja, cerca de mil menús semanales a las familias más vulnerables de Cádiz. La colaboración de estas dos empresas del Grupo SEPI ha sido fundamental para poder llevar a cabo esta iniciativa, ya que entre ambas han organizado la recogida de los alimentos donados desde Mercasevilla y Mercajerez, para transportarlos hasta el Parador de Cádiz.

Los trabajadores voluntarios que se han sumado a esta iniciativa, bajo la supervisión del chef Antonio Moya, elaboran menús basados en una dieta equilibrada, variada y completa, con vegetales y hortalizas, frutas y legumbres, además de cereales integrales, carnes magras, pescados, huevos y lácteos.

A lo largo del mes de mayo, más de 35 toneladas de fruta fresca y hortalizas están llegando a varios municipios alicantinos para ser repartidas entre la población con menos recursos de la provincia. Esta acción, que busca mitigar los efectos sociales y económicos de la crisis del coronavirus, es posible gracias al trabajo de las empresas públicas TRAGSA y MERCASA, que en colaboración con Cruz Roja han puesto en marcha el dispositivo del que se benefician 23 poblaciones. 

Estas dos compañías colaboran también con el Banco de Alimentos de Castilla-La Mancha y Murcia, donde las familias más vulnerables han recibido hasta un total de 23,5 toneladas de alimentos gracias a una operación que se ha enmarcado igualmente en las acciones solidarias promovidas por el Grupo SEPI a través de sus empresas para amortiguar las consecuencias provocadas por la pandemia. 

Durante esta crisis, la red de mercas de MERCASA ha colaborado estrechamente con los Bancos de Alimentos y con la propia Cruz Roja para el reparto de alimentos en toda España. Otra empresa del Grupo SEPI, en este caso CORREOS, ha sido la encargada, junto a TRAGSA, de transportar los productos a los Bancos de Alimentos. 

Asimismo, MERCASA y CORREOS han trabajado conjuntamente en el envío de un lote de mascarillas al Banco de Alimentos de Zaragoza, instalado dentro del Merca de la capital aragonesa, para facilitar el trabajo de las personas que garantizan su funcionamiento. 

Protección frente al virus

ENSA, dedicada a la fabricación y suministro de grandes componentes y servicios a centrales nucleares de todo el mundo, ha conseguido crear un prototipo de pantallas de protección facial frente al Covid-19 que aporta total seguridad al personal sanitario, al mismo tiempo que permite una producción a gran escala.

La compañía ha realizado diferentes pruebas de diseño para lograr un material con estándares básicos de protección sanitaria. Con ese objetivo, se ha trabajado desde su área de I+D+i hasta obtener un prototipo de pantalla de protección facial de policarbonato fabricada mediante un corte láser denominado COVIDMG1. 

Esta pantalla es muy ligera, ergonómica y de fácil descontaminación. Su método de fabricación hace posible una producción aproximada de 1.000 unidades diarias con una máquina de corte láser.

El prototipo ha sido desarrollado en colaboración con el Hospital virtual Valdecilla y la empresa Metacrilatos y Grabados. Actualmente, se ha implantado su uso en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla en Santander. 

NAVANTIA entregó al Servicio Andaluz de Salud (SAS), el pasado 30 de marzo, el primer lote de 523 pantallas de protección facial anti salpicaduras fabricadas mediante impresión 3D por esta compañía en colaboración con la Universidad de Cádiz, la Armada Española y las empresas Surcontrol, Altran y Wdtech. 

Esta acción por parte de NAVANTIA ha sido posible gracias a la instalación de 25 nuevas impresoras 3D en su Centro de Excelencia de Fabricación Aditiva (CEFAN), que han sido adquiridas y puestas en operación en un tiempo récord. 

NAVANTIA pondrá a disposición del Grupo SEPI las pantallas de protección facial que se fabriquen con el fin de que se repartan en función de las necesidades de la red hospitalaria.

VER VÍDEO IMPRESIÓN 3D CONTRA EL COVID 19.