Imagen cabecera ficha empresa
Trasmediterránea

La actividad principal de la compañía es el transporte marítimo de pasajeros, vehículos y cargas en las zonas de Baleares, estrecho de Gibraltar y Canarias.

Capital

Participación Inicial SEPI

0%

0% completado

Participación Vendida SEPI

95,24%

95.24% completado

Capital Público Restante

0%

0% completado
OPERACIÓN COMPRADORES FECHA SEPI FECHA CCP FECHA APROBACIÓN GOBIERNO
OPA del adjudicatario Consorcio integrado por Acciona, Caja de Ahorros del Mediterráneo, Grupo Matutes, Grupo Aznar y Grup 30/07/2002 Octubre 2002 20/12/2002

ACTUACIÓN SOBRE TRASMEDITERRANEA

El proceso de privatización de las 5.755.349 acciones de la Compañía Trasmediterránea propiedad de SEPI, representativas del 95,24% del capital se realizó mediante selección del comprador a través de un concurso competitivo de presentación de ofertas vinculantes con precio por acción y plan industrial y se inició el 2 de octubre de 2001.

El Consejo de Administración de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales acordó el 30/07/2002 seleccionar la oferta del consorcio liderado por Acciona (55%), como participante mayoritario, del que también formaban parte como socios minoritarios, por orden de volumen de participación, Caja de Ahorros del Mediterráneo (15%), el Grupo Matutes (12%), el Grupo Aznar (10%) y el Grupo Armas (8%), ya que era la oferta con mayor precio y la que presentaba el mejor Plan Industrial.

El acuerdo contemplaba la transferencia de las acciones propiedad de SEPI al consorcio seleccionado por un importe de 259 millones de euros (por el 95,24%). El precio de compra de las acciones de Trasmediterránea es de 45 euros por acción, lo que supone 271,9 millones de euros para el 100% del capital de la empresa.

El plan industrial de la oferta ganadora establecía como objetivos fundamentales el fortalecimiento de la Compañía Trasmediterránea en el transporte marítimo de pasajeros y mercancías, en los negocios en los que ya estaba presente, mediante alianzas, aumento de frecuencias y de calidad en el servicio, así como en otros nuevos mercados, segmentos y actividades relacionadas.

El grupo comprador asumía, además del contrato vigente con el Estado hasta su vencimiento, la obligación de mantener hasta enero de 2008 (un año más del plazo exigido por SEPI):

  • La unidad de la empresa
  • La sede social en España
  • Una participación mínima que asegurara la mayoría y el control de la compañía
  • Los fondos propios de la compañía a 31.12.2001
  • La plantilla fija y de las condiciones laborales existentes

En el mes de julio de 2002, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) eligió a JP Morgan Chase como nuevo asesor para culminar la privatización de Trasmediterránea, en sustitución del Santander Central Hispano Investment. De este modo, SEPI aseguraba el cumplimiento del criterio de trasparencia establecido por el Programa de Modernización del Sector Público Empresarial.

El Consejo Consultivo de Privatizaciones (CCP) informó de forma favorable la operación en Octubre de 2002, declarando que 'globalmente, en la operación de privatización de Trasmediterránea y en la propuesta concreta de venta, se han cumplido suficientemente los principios de publicidad, concurrencia y transparencia'.

En su autorización, acordada el 20.12.2002, el Consejo de Ministros hace referencia al informe emitido por el Tribunal de Defensa de la Competencia que expresaba que 'la operación no produce ningún efecto sobre la estructura competitiva del mercado'.

Tras la autorización del Consejo de Ministros, el grupo adjudicatario formuló una OPA (Oferta Pública de Adquisición de Acciones) sobre el cien por cien de las acciones de Trasmediterránea, a la que acudió SEPI, y cuyo precio se estableció en 45 euros por acción. El resultado de la OPA, según el anuncio de la CNMV, fue aceptada por 5.986.411 de las 6.043.149 acciones que componen el capital de Trasmediterránea, lo que supuso el 99,06 por ciento del capital social de la sociedad.

En consecuencia, la oferta pública tuvo resultado positivo, al ser el número de acciones comprendidas en las declaraciones de aceptación superior al límite mínimo fijado por las entidades oferentes (4.834.519 acciones, representativas del 80 por ciento del capital social de Trasmediterránea) para la validez de la misma.

Dentro del plazo fijado de seis meses desde la finalización de esa OPA, el nuevo propietario optó por la exclusión de la cotización de la Compañía en Bolsa.

Acuerdo sindical:

El pasado día 6 de junio, SEPI firmó con los sindicatos un acuerdo que ratifica los principales requisitos impuestos por SEPI en cuanto a estabilidad en el empleo, mantenimiento de plantilla y condiciones laborales.