Imagen cabecera ficha empresa

IZAR, en liquidaciónFecha de Privatización: 18 de Julio de 2006

Logo Izar

Empresa de construcción naval civil que integraba los centros de Gijón, Manises, Sestao y Sevilla. Tras la venta de sus activos, IZAR se encuentra en liquidación.

Capital

Participación Inicial SEPI

0%

0% completado

Participación Vendida SEPI

Capital Público Restante

0%

0% completado
OPERACIÓN COMPRADORES FECHA SEPI FECHA CCP FECHA APROBACIÓN GOBIERNO

ACTUACIÓN SOBRE IZAR

El Consejo de Ministros del día 3 de noviembre de 2006 autorizó a SEPI la venta de los centros de Gijón, Sevilla y Sestao, propiedad de IZAR Construcciones Navales en Liquidación. Esta operación ha permitido a los citados astilleros superar la situación de liquidación de IZAR, con la incorporación de nueva actividad, además de cumplir con el objetivo del Acuerdo Marco suscrito en diciembre de 2004, entre SEPI, empresa y sindicatos, cuyo objetivo es asegurar la continuidad de los centros.

La venta se realizó de acuerdo con las normas comunitarias y ha contado con el respaldo de los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, los cuales ratificaron el cumplimiento del objetivo establecido en el citado Acuerdo marco, respetando los derechos de los trabajadores.

Solución a la crisis de los astilleros públicos

La Decisión de las Autoridades Comunitarias que hizo pública el 12 de mayo de 2004, en la que declaraba incompatibles con la normativa comunitaria determinadas ayudas recibidas por Izar y exigía su devolución, sacó a la luz la crisis de IZAR, que ya venía manifestándose en la propia situación económica de la empresa. Desde su constitución, en 2000, hasta 2004 las pérdidas acumuladas superaban los 650 millones de euros y el nivel de ocupación de los centros era cada vez más bajo.

Para hacer frente al problema, el Gobierno constituyó un grupo de trabajo, encabezado por el presidente de SEPI y con representación de los ministerios de Defensa, Economía y Hacienda, Industria y Trabajo, que se responsabilizó de analizar la situación y apuntar vías de solución. Al mismo tiempo, SEPI mantuvo reuniones con las Comunidades Autónomas en las que se ubican los centros de IZAR, así como con los sindicatos representados en la empresa. También estableció contactos con las autoridades comunitarias a fin de que las posibles soluciones respetasen la normativa europea.

La solución prevista en el plan industrial elaborado por SEPI para conseguir la continuidad de todos los centros de IZAR, y plasmada posteriormente en el Acuerdo de diciembre de 2004, pasaba en primer lugar por la segregación de la actividad militar concentrándola en una nueva sociedad (Navantia), que podría también realizar una actividad civil complementaria en condiciones de mercado. Asimismo, se tendría que proceder a la liquidación de la empresa IZAR y transferir sus activos al sector privado en condiciones de mercado.

Tras la firma del Acuerdo entre SEPI, empresa y sindicatos, el 16 de diciembre de 2004, el Consejo de Administración de SEPI dio vía libre a la segregación de los centros dedicados a la construcción naval militar. La Comisión Europea dio posteriormente su aprobación oficial al plan de reestructuración de los astilleros españoles, contenido en el mismo Acuerdo marco.

Acuerdo Marco sobre Izar

Puntos principales del acuerdo suscrito, el 16 de diciembre de 2004, por SEPI, Izar y las federaciones del metal de CC.OO., UGT y USTG:

  • Mantener la actividad militar y civil mediante el desarrollo de un diseño industrial.
  • Concentrar la actividad militar en una nueva sociedad que podrá realizar una actividad civil complementaria, limitada al 20% de su facturación total durante 10 años. Agrupará los centros de Ferrol, Fene, Cartagena, Puerto Real, San Fernando, Cádiz, y el Centro Corporativo de Madrid.
  • Adquirir Sepi el 100% de las participaciones de la nueva sociedad antes de que ésta entre en causa de disolución, y apoyar el desarrollo de un Plan Industrial, con el objetivo de conseguir rentabilidad sostenida a medio plazo.
  • Salvaguardar la actividad de construcción civil y poder implementar las medidas laborales acordadas, cumpliendo con la Decisión de la CE, a través de una liquidación ordenada, una vez segregada la actividad militar.
  • Abrir un proceso de venta de los activos no transferidos a la nueva sociedad, en el marco de la liquidación de Izar, con el objetivo de mantener la actividad civil. La venta de los activos y la futura estructura societaria será acordada por las partes respetando el marco comunitario.
  • Mantener en Izar los centros no transferidos a la nueva sociedad hasta su venta, garantizando Sepi los derechos de los trabajadores y la ejecución de los contratos en curso.
  • Poner en marcha un plan laboral, que incluye un plan de prejubilaciones de los trabajadores con 52 años a 31 de diciembre de 2004 y una antigüedad mínima de 5 años, instrumentado a través de un ERE negociado y pactado con los representantes sindicales; y bajas incentivadas de carácter voluntario y supeditadas a su aceptación por la Dirección de la Empresa.
  • Constituir una Comisión de Seguimiento, formada por Sepi, Izar y los sindicatos, para implementar los acuerdos y velar por su cumplimiento. Los firmantes manifiestan su disposición a que puedan adherirse al acuerdo las otras organizaciones sindicales que han participado en esta negociación.
  • Potenciar las actuaciones comerciales, con el fin de aumentar la ocupación de los centros civiles y militares.
  • Desarrollar el acuerdo para que la nueva sociedad opere en el mercado desde el 1 de Enero de 2005.
  • Proponer la constitución de una mesa sobre la Industria Auxiliar a los Ministerios correspondientes.

Venta de activos de Izar

El Consejo de Administración de SEPI acordó, en su reunión del 18 de julio de 2006, autorizar a la Comisión de Liquidación de IZAR a adjudicar, esa misma mañana, los activos de Sestao a Construcciones Navales del Norte, S.L.; los de Gijón a Factorías Vulcano, S.A.; y los de Sevilla al Consorcio liderado por Astilleros de Huelva. En todos los casos, los activos se adjudicaron a los compradores cuyas ofertas han sido mejor valoradas por el asesor independiente del proceso de venta, de las 8 ofertas vinculantes válidas que se presentaron el 10 de febrero de 2006.

La Comisión Europea ha realizado una continua vigilancia del proceso de venta, y ha solicitado aclaraciones adicionales de la oferta sobre la fábrica de Manises, con vistas a examinar su compatibilidad, por lo que su adjudicación tuvo que ser aplazada. De todo ello, y antes de tomar estas decisiones, fue informada la Comisión de Seguimiento del Acuerdo Marco sobre IZAR, que se reunió en el día anterior a la adjudicación.

Esta venta de los activos de IZAR cumple con el objetivo del Acuerdo Marco suscrito el 16 de diciembre de 2004 entre SEPI, empresa y sindicatos, de mantener la actividad y asegurar la continuidad presente y futura de esos centros. Al mismo tiempo, la venta se ha realizado, siguiendo lo establecido en la Decisión de la Comisión Europea, mediante un procedimiento abierto, transparente e incondicionado, ya que de no ser así los compradores se hubieran visto obligados a abonar las cantidades de la ayuda estatal considerada ilegal y pendiente de devolución por parte de IZAR. Precisamente, la imposibilidad de esta empresa de hacer frente a la obligación de devolver las citadas ayudas determinó su entrada en un proceso de liquidación ordenada, y, como consecuencia, la venta de sus activos.