I+D+i: España alcanza una inversión del 1,2% del PIB por primera vez en siete años

07 DE Junio DE 2019 | MADRID

I+D+i: España alcanza una inversión del 1,2% del PIB por primera vez en siete años

Personalidades de la política y economía española en la presentación del Informe Anual de la Fundación Cotec.

  • La presidenta de la Fundación Cotec, Cristina Garmendia, insiste en la importancia de las carreras científicas y tecnológicas para la mejora de la inversión en innovación
  • Los países asiáticos despegan su inversión en I+D+i, mientras Europa rompe su tendencia a la baja

La Fundación Cotec presentó en Madrid su último Informe Anual que muestra los aspectos más importantes de la industria del I+D+i en España como resultado de diferentes análisis de los principales indicadores nacionales, autonómicos e internacionales. Al evento, presidido por la presidenta de la Fundación, Cristina Garmendia, asistieron otras personalidades de la política y la economía como la presidenta del Congreso, Meritxel Batet, la ministra de Economía, Nadia Calviño y el presidente de SEPI, Vicente Fernández, entre otros.

En la presentación del Informe que la Fundación lleva desarrollando cada año desde 1996, Garmendia destacó que "el sistema de I+D ya no está en caída libre". De hecho, la inversión en I+D+i en España rompió su tendencia a la baja y alcanzó los 14.052 millones de euros en 2017, un 6% más que el año anterior, datos que representan el 1,20% del PIB, mientras se plantea el objetivo de alcanzar el 2% en 2020.

En el Informe se recogen datos alentadores para la situación de la innovación en España, un sector que ha ganado peso en el PIB por primera vez en siete años. Si bien, en 2017 -último año con datos cerrados-, realizaban actividades de I+D un total de 215.713 personas, de ellas, 133.195 eran investigadores en España, cifra que representa casi unos 6.500 investigadores más que hace un año. 

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, se sumó a este moderado optimismo que inspira la recuperación mínima de las cifras de innovación. En esta línea, Batet añadió que “la innovación debe tener mayor compromiso de las Administraciones Públicas". Además, mostró su satisfacción por la puesta en marcha de la nueva oficina científica del Parlamento, iniciativa que se puso en marcha el año pasado con #CienciaenelParlamento.

China, el ejemplo a seguir

El ligero avance de la situación de la innovación en España no ha sido suficiente para recuperar la posición que se tenía antes de la crisis que sacudió a Europa, algo que ya han hecho la mayoría de los países de la Unión Europea, con una media que multiplica por tres la cifra española.

Esta distancia de España respecto a Europa coincide además con un despegue de la inversión en I+D de los países asiáticos más pujantes, con China a la cabeza, que aumentó su inversión en I+D un 99% entre 2009 y 2015. En países asiáticos como Japón, Corea del Sur y China, líderes en inversión e innovación tecnológica, cerca de tres cuartas partes de la financiación de la I+D procede del sector privado.

La educación, factor fundamental

La Fundación Cotec ha destacado en su informe que la educación debe acaparar el foco de la inversión. Así lo ha confirmado su presidenta, Cristina Garmendia, en un discurso centrado en el sistema educativo nacional en el que ha sido crítica con las cifras de abandono escolar, aunque ha recalcado que el sistema universitario "es uno de los grandes logros de la democracia". Cotec insiste en la importancia de que los graduados universitarios se inclinen por las carreras científicas y tecnológicas para ayudar a un mayor avance de la innovación en todos sus ámbitos. 

Garmendia ha instado a los actores del sector de la innovación a implicarse en la campaña #Mieemprelomifuturo, que alcanza en estos momentos cerca de 100.000 firmas en change.org, y se ha comprometido a llevarla al Congreso de los Diputados. Entre las propuestas de este proyecto se encuentran la exigencia a los políticos para encontrar soluciones que garanticen que la tecnología impacte de forma positiva en la sociedad o la creación de un sistema educativo que fortalezca las habilidades “que nos hacen ser mejores que las máquinas”.